OFDA San Martín

Lunes a Viernes | 8:30 a 12:30hs - 17:30 a 20:30hs

SOLICITAR TURNO (0263) 4421627

Estrabismo

El estrabismo es un problema visual que hace que los ojos no estén alineados correctamente y apunten en diferentes direcciones. Un ojo puede mirar hacia delante, mientras que el otro se vuelve hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. El giro del ojo puede ser consistente o puede ir y venir. La alineación correcta puede intercambiar o alternarse de un ojo al otro.

La esotropía infantil, durante la cual un ojo se vuelve hacia adentro, es un tipo común de estrabismo en los niños. La esotropía acomodativa, es la forma más común de esotropía desarrollada durante la infancia, por lo general entre niños de dos años de edad en adelante. Con este tipo de estrabismo, los ojos se vuelven hacia adentro cuando el niño enfoca sus ojos para ver con claridad.

La exotropía, es una condición en la cual un ojo gira hacia afuera, y es otro tipo común de estrabismo. Esto ocurre más frecuentemente cuando el niño enfoca objetos distantes. Puede ocurrir sólo de vez en cuando, especialmente cuando el niño está en estado de ensueño, enfermo o cansado. Los padres a menudo notan que el niño entrecierra un ojo cuando hay una luz brillante de sol.

Causas

Los seis músculos del ojo que controlan el movimiento ocular están unidos a la parte exterior de cada ojo. En cada ojo, un músculo mueve el ojo hacia la derecha y otro hacia la izquierda. Los otros cuatro músculos mueven el ojo hacia arriba o hacia abajo, y en ángulo.Para alinear y enfocar los dos ojos hacia un solo objetivo, todos los músculos del ojo deben estar equilibrados y trabajando juntos. Con el fin de que los ojos se muevan juntos, los músculos de ambos ojos deben estar coordinados. El cerebro controla los músculos.

Cuando un ojo no está correctamente alineado, dos imágenes diferentes son enviadas al cerebro. En un niño pequeño, el cerebro aprende a ignorar la imagen del ojo desviado y sólo ve la imagen del ojo correctamente alineado (ojo de mejor vision). En este caso, el niño pierde la percepción de la profundidad y el ojo que se desvia pierde vision

Los adultos que desarrollan estrabismo suelen tener visión doble debido a que sus cerebros ya han aprendido a recibir las imágenes de ambos ojos y no puede ignorar la imagen del ojo desviado.

El estrabismo es especialmente común entre niños con desórdenes que pueden afectar el cerebro, tales como: parálisis cerebral; síndrome de Down; hidrocefalia; tumores cerebrales; prematuridad.

Una buena visión se desarrolla durante la infancia, cuando ambos ojos tienen una alineación normal. El estrabismo puede causar una disminución de la visión, o ambliopía en el ojo desviado.El cerebro presta atención a la imagen del ojo correctamente alineado e ignora la imagen del ojo cruzado. Si el mismo ojo es ignorado consistentemente durante la primera infancia, es posible que no desarrolle una buena visión, y puede inclusive perderla. La ambliopía estrábica ocurre en aproximadamente una mitad de los niños que tienen estrabismo.

Síntomas

El síntoma principal del estrabismo es el alineamiento incorrecto de un ojo. Ocasionalmente, los niños con estrabismo entrecierran un ojo ante la presencia de luz solar, o inclinan la cabeza para usar los dos ojos.

Pseudoestrabismo: Con frecuencia, los ojos de los niños parecen estar cruzados, aunque en realidad no lo están. Esta condición se llama pseudoestrabismo. Los niños pequeños tienen a menudo una nariz ancha, plana y un pliegue de piel en el párpado interior que puede hacer que sus ojos se vean cruzados. Este aspecto del pseudoestrabismo puede mejorar a medida que el niño crece. Un oftalmólogo puede distinguir entre el estrabismo real y el pseudoestrabismo.

Diagnóstico

El estrabismo puede ser diagnosticado durante un examen ocular. Se recomienda que todos los niños entre los 3 y 3 ½ años de edad tengan su examen de visión con un pediatra o un médico de familia. Cualquier niño que no pase esta prueba de visión debe tener un examen completo de los ojos realizado por un oftalmólogo.

Si existe un historial familiar de estrabismo o ambliopía, o de uso de anteojos gruesos, un oftalmólogo debe evaluar la visión, incluso antes de los 3 años de edad. Después de un examen completo de los ojos y se puede recomendar el tratamiento del estrabismo a seguir.

Tratamientos

El tratamiento para el estrabismo se concentra en corregir el alineamiento de los ojos y restaurar la visión binocular (visión con los dos ojos). En algunos casos de estrabismo, unos anteojos pueden ser prescritos para ayudar a corregir el alineamiento de los ojos del niño. Otros tratamientos pueden requerir cirugía para corregir el desequilibrio de los músculos de los ojos o para extraer una catarata. El uso de un parche, o hacer borroso al ojo fuerte son técnicas usadas a menudo para mejorar la ambliopía.

En general, los niños muy pequeños con esotropía requieren una cirugía para realinear los ojos.

En casos de esotropía acomodativa, anteojos para reducir el esfuerzo de enfoque, pueden ayudar a corregir la alineación de los ojos. Anteojos bifocales pueden ser necesarios para trabajar de cerca. Si un cruce significativo de los ojos persiste aún con el uso de anteojos, una cirugía puede ser requerida.

En casos de exotropía, la cirugía es a menudo necesaria en algunos niños, inclusive si usan anteojos, siguen un régimen de ejercicios, y usan parches o prismas que reduzcan o ayuden a controlar el giro del ojo hacia afuera.